Arte y conflicto en Colombia

El arte, a la luz del conflicto armado en Colombia, ha servido para pensar y conocer hechos que no conocíamos, para visibilizar lo que ha pasado en el país.

Inicio:
agosto 6, 2018
Código
CBCO-1025

Profesores:

Carolina Cerón
Profesor Asistente

Categorías

2018-2 , Arte , CBU , Colombia , Pregrado

El arte, a la luz del conflicto armado en Colombia, ha servido para pensar y conocer hechos que no conocíamos, para visibilizar lo que ha pasado en el país. En otros casos, ha sido instrumentalizado para perpetuar una narración victimizante de las personas que han vivido hechos violentos. Este curso analiza la compleja relación que existe entre el arte, lo que hacen los artistas y otros proyectos culturales con relación a las maneras en las que como sociedad hemos lidiado con el conflicto armado colombiano. Existe una inmensa brecha entre lo que diferentes generaciones entienden como “el conflicto armado en Colombia”, más allá de hechos políticos recientes, como el plebiscito de apoyo al proceso de paz en 2016. Así, el curso propone revisar un contexto y, a través de este, explorar casos específicos de la relación entre arte y conflicto. En el curso revisaremos la ley de reparación a las víctimas (ley 1448) y analizaremos juntos de qué manera los símbolos y otros gestos ciudadanos implican un ejercicio de memoria que, en algunos casos, está mediado por la ley o apelando a ella. En otros casos, son ejercicios que ocurren de manera espontánea por parte de la sociedad y que contradicen la idea del símbolo tradicional como la máxima de la reparación simbólica: el monumento.

Como sucederá en muchos casos que veremos en el curso, los ejercicios ciudadanos que han nacido de la sociedad y de las personas han sido, en muchas ocasiones, más efectivos que la ley, pues han cumplido su función sin obedecer a esta mediante un mandato. También analizaremos el papel del arte y los artistas en la creación de gestos que permiten un espacio de reflexión en algunos casos y, en otros, miraremos de manera crítica aquellos que generan una tensión entre acompañar y/o instrumentalizar a las comunidades de víctimas. Aprender a leer obras de arte en relación a un contexto sirve para desarrollar el pensamiento analítico, argumentativo y reflexivo, y analizarlas en relación al conflicto armado es un intento por formar ciudadanos más sensibles y capaces de construir una sociedad que sabe observar y discernir.