Infinitos de La Quinta del Lobo: la obra que transformó el espacio del Teatro Colón

Infinitos de La Quinta del Lobo: la obra que transformó el espacio del Teatro Colón

“Infinitos es una propuesta que surge de pensar cómo seguir creando en una época de pandemia cuando los teatros están cerrados, cuando no hay un público”

“Por días, el aire estuvo limpio, la tierra silenciosa, el tiempo eterno, invisible”. A partir de más de 200 testimonios, la obra Infinitos cuenta, nombra, las formas de vivir la pandemia con su esperanzas y ansiedades. Con el ojo puesto en la experiencia individual, muy sensible, cuenta historias de lo que nos pasó y nos está pasando como sociedad.

El colectivo La Quinta del Lobo, dirigido por nuestra profesora Carmen Gil Vrolijk, propuso este proyecto transmedial que pregunta a sus espectadores por cuatro emociones en estos tiempos: la de descubrir (o las revelaciones), la de extrañar y no extrañar (o las nostalgias y los desapegos) y la de esperar (o los presagios).

Durante cuatro semanas, La Quinta del Lobo publicó cuatro videos, que estudian, representan, traducen, cada una de las emociones.

La experiencia se completó en el Teatro Colón de Bogotá. Del 19 al 21 de marzo de 2021, nuestras historias se transformaron en una instalación performática en la que el público habitó un espacio “intervenido de una forma no tradicional por medio de proyecciones y escenografías”.

Explore abajo cómo Infinitos transformó el espacio, los cuerpos y las percepciones durante las funciones del Teatro Colón.

Usted aún puede navegar la primera parte de la experiencia de Infinitos en línea (y también aportar su propia experiencia de la pandemia).

Infinitos y

el espacio

“Nosotros funcionamos como canales de traducción de esas historias, hay gente que descubrió el tiempo, el amor, el silencio, el miedo, la soledad”

la velocidad caótica de la ciudad, el movimiento de los autos y el ruido de las multitudes de una Bogotá monocromática. ¿usted de qué se ha liberado?

Desapegos

aquello que no extrañamos, ruido, caos, violencia, velocidad frenética, la vieja idea del progreso, el consumos voraz, la urbe salvaje.

Revelaciones

fuimos testigos de la relatividad del tiempo, vivimos días fugaces y noches eternas que convirtieron a nuestro hogar en oficinas temporales, gimnasios improvisados y salas de ocio.

Presagios

las señales de lo que vendrá después de que el mundo cambió. hace un tiempo nuestro entorno era familiar, las calles eran nuestro campo de juego. ahora nuestros cuerpos son la casa de estos tiempos extraños. ¿qué nos traerá el futuro?

Nostalgias

la sensación de ausencia, de aferrarnos a los recuerdos y todo lo que no podemos hacer debido al distanciamiento: el poder transformador de un abrazo, conversar con un extraño y el placer de caminar libremente por las calles.

Infinitos y el sonido

La Quinta del Lobo para Infinitos ∞ son Carmen Gil Vrolijk: Concepto, dirección general, dirección de arte, imagen y video. Camilo Giraldo Angel: Dirección y creación musical y sonora, y Sebastián González Dixon: Creación y desarrollo interactivo.

Los Presagios:
Juan Carlos Echeverry: voz, piano, performance
Juanita Delgado: voz, performance

 

Las Revelaciones:
Gina Collazos: coreógrafa y bailarina
Rafael Lozina: Percusionista

 

Los Desapegos:
Francisco Rincón: Coreografía e interpretación

 

Las Nostalgias:
Concepto artístico y creación de objetos: Natalia Espinel
Corpografías, dramaturgia y performance: Renata Serna Hosie y Natalia Espinel

 

Fotogrametría: Alvaro Rodríguez Badel
Creación musical y sonora: Vladimir Giraldo.
Video en vivo: Laura Palma, Andrés Barrera.

 

Producción General: Ximena Mejía Estrada
Producción técnica, diseño de iluminación, stage: Pepe Salas

Fotografía por Héctor Collazos

Un proyecto de La Quinta del Lobo, creado en residencia artística en el Teatro Colón.