Presentación cortmetraje: Dulce y salada

dulce y salada

Inicia

mayo 16, 2019 - 6:00 pm

Termina

mayo 16, 2019 - 8:00 pm

Dirección

Auditorio Cinemateca Distrital, Carrera 7 No. 22-79, Bogotá   Ver mapa
En el marco de la Cinemateca Expandida
Entrada libre.
En esta franja se presenta el proyecto transmedia colombiano, Dulce y salada, que transita el tiempo humano y el tiempo geológico en un espacio físico que, flotante, vive entre la cruda realidad de la subsistencia y una densa oscuridad de un contexto ecológico que no da tregua y busca sin parar recordar el limitado tiempo humano.
Dirigida por Jorge Panchoaga.
*Un dato interesante es que es la última semana de programación de la Cinemateca en esa sede.
En el evento se va a presentar la plataforma Web, música original, libro y fotografías.
DULCE Y SALADA
De Jorge Panchoaga

 

Las familias de pescadores, habitantes de El Morro -Nueva Venecia-, viven en un constante recorrido sobre la  Ciénaga Grande de Santa Marta, buscando peces, persiguiendo el rastro de la subsistencia. Esta cultura que construyó sus casas sobre el agua, buscando un lugar para habitar, trajo consigo la pesca tradicional y el secado de los peces al sol con sal, es quizás una de las ultimas culturas anfibias de Colombia que posee una relación tan cercana y cotidiana sobre el agua. En la actualidad los pescadores habitantes de esta región se encuentran amenazados por la incapacidad de la Ciénaga de proporcionar alimentos para los habitantes, producto de los desvíos ilegales de los ríos que alimentan la Ciénaga, para regar cultivos de palma africana y cultivos de banano, el desecamiento de las aguas para ampliar terrenos para pastoreo, las pocas e inexistentes conexiones con el mar y la contaminación del río Magdalena.

 

Durante los últimos 9 años, mi trabajo se ha enfocado en retratar a las familias de pescadores y conocedores del agua, que han habitado esta zona desde 1847, momento en que se funda el poblado, luego de su largo recorrido por distintas zonas del complejo lagunar. Conviví constantemente con las personas, viviendo sus historias y su relación con el agua y con la vida, con su intimidad y cotidianidad. Me he sumergido en este lugar como medio para descubrir las grandes y complejas formas como nos relacionamos con la naturaleza para subsistir y en ese perderme para comprender, he encontrado la naturaleza humana como puente, la cercanía como motor de trabajo y en el deseo de reflexionar sobre nuestra relación con la naturaleza encontré una fuente para pensar y discutir nuestra vida cotidiana y la manera de narrarla desde distintos campos poéticos.

 

Dulce y Salada, es un proyecto que transita el tiempo humano y el tiempo geológico, en un espacio físico que, flotante, vive entre la cruda realidad de la subsistencia y una densa oscuridad de un contexto ecológico que no da tregua y busca sin parar recordarnos nuestro limitado tiempo humano.