Facultad de Artes y Humanidades

Noviembre 2017
L M X J V S D
1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30

María: ¿cómo leerla hoy, a 150 años de su publicación?

Septiembre 08 2017

El cambio de espíritu social y político del que da cuenta la novela de Jorge Isaacs tiene mucho que contarle al país en esta época de transición, señala Felipe Martínez Pinzón, profesor de Estudios hispánicos en Brown University.

Aunque se ha difundido como una novela edulcorada sobre un idilio amoroso casto entre dos primos hermanos, la obra tiene un trasfondo que habla del trabajo y las reformas liberales que abolieron la esclavitud en Colombia y que incluyeron en el panorama nuevas subjetividades tanto en la clase trabajadora como en las élites.  Y es también la historia de los migrantes no hispanos al país, de la migración y la diáspora judía.

“Siempre se dice que la novela no dice nada, que es lacrimosa, pero el foco que pone en los cambios en el uso de la tierra puede mostrarle algo a la Colombia de hoy”, explica el experto en literatura latinoamericana del siglo XIX y estudioso de la vida y obra de Jorge Isaacs, Felipe Martínez Pinzón.

En cuanto al tono de la obra, que originalmente estaba planteada como un drama para las tablas, este abogado y literato de Los Andes enfatiza en el cambio de sensibilidad que ha experimentado la sociedad en 150 años:  “en ese entonces, quienes tenían el privilegio pasaban tardes enteras de lectura en voz alta. Y esta novela quería pedir las lágrimas de la gente como prueba de calidad”.

Y parece que la fórmula resultó, pues fue la primera novela colombiana en trascender las fronteras y conocerse con éxito en otras latitudes del continente. “Al finalizar el siglo había más de 50 ediciones de la obra. Y para la celebración de los 100 años de su publicación contaba con 150 ediciones, versiones para cine y traducciones, y era la novela más leída de Latinoamérica”, señala la descripción de la versión digital del libro de la Biblioteca Luis Ángel Arango.

“Todavía es la novela más leída del siglo XIX, hasta la publicación de Cien años de soledad, que  fue el gran bestseller colombiano”, recalca Martínez Pinzón, quien recuerda a Isaacs como un hombre a quien sus poemas le dieron reconocimiento entre la sociedad bogotana, y a quien María le terminó de dar fama, aunque no dinero, como tal vez pretendió.

El autor, quien también publicó en diarios, hizo labor educativa, exploró La Guajira en busca de recursos naturales y combatió en varias guerras civiles, murió en Ibagué en medio de una escasez económica que no hacía justicia con su producción y su curiosidad intelectual.

“Era un etnógrafo interesado en recoger voces populares. Fue de los primeros en incorporar voces no hispanas –empezando por la suya, de ascendencia judía– y los relatos de los afrodescendientes”, enfatiza Martínez Pinzón, quien estuvo en agosto pasado como invitado a un coloquio de estudiantes de Los Andes dedicado a las conmemoraciones de los 150 años de la publicación de Dolores, el primer libro de Soledad Acosta de Samper, la publicación de Historia de la literatura en la Nueva Granada de José María Vergara y Vergara, así como de la fundación de la Universidad Nacional de Colombia.

Para celebrar los 150 años de María, el profesor de Brown sugiere justamente abordar la obra a través de la veta musical que se cuela entre sus letras: “Isaacs tiene todo un tomo de coplas y canciones populares en las que se cuentan los dramas que no aparecen en la aristocracia”. Prestando atención a esas voces que también hace aparecer en María, vale la pena quitarle el rótulo de la prosa insoportable para lograr ver que está plagada de aquellos relatos que Isaacs recogió y supo oír a lo largo de su vida.

 

Lea también: María, la novela que contó las reformas liberales en Colombia
(http://razonpublica.com/index.php/cultura/10491-mar%C3%ADa,-la-novela-que-cont%C3%B3-las-reformas-liberales-en-colombia.html).