Facultad de Artes y Humanidades

Julio 2017
L M X J V S D
1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31

Informe sobre audiencias digitales en Colombia

Abril 24 2017

Esta publicación es el resultado de la investigación del Centro de Estudios en Periodismo de Los Andes. Descárguelo aquí.

Ocho claves para entender las audiencias digitales en Colombia

Investigación del CEPER y la FNPI

 

Los medios nativos digitales, es decir aquellos que nacieron en Internet, tienen un tráfico menor que los medios tradicionales con plataformas digitales, pero son bastante más potentes en redes sociales y tienen un mayor involucramiento con sus audiencias.

Ese es uno de los hallazgos más interesantes de la investigación que, durante un año, llevaron a cabo Jimena Zuluaga y María Paula Martínez, profesoras del Centro de Estudios en Periodismo (Ceper) que dio como resultado la publicación titulada Ocho claves para entender las audiencias digitales en Colombia. 

Para llevar a cabo su investigación, crearon bases de datos y análisis del tráfico digital de 30 medios nacionales, hicieron encuestas a 694 estudiantes de diez universidades del país y adelantaron análisis cualitativos sobre los equipos digitales de las redacciones de 23 medios. De allí se desprende que 77% de los estudiantes consultados prefiere Internet como canal de información y que de estos, 41,8% se informa a través de redes sociales y 35,2% a través de portales web. Solo 5,2% prefiere la televisión y 2,9% la radio.

“Los universitarios, habituados a Internet desde pequeños, entienden la información como enlaces y flujos. La adopción del carrete o feed de información de las redes sociales transformó la noción de tiempo y de noticia”, explican Zuluaga y Martínez en su libro, en un análisis que parece confirmar lo que ya había vaticinado Mark Thompson, director ejecutivo del New York Times, en lo que él denomina “el fin de la primera página”.

Sobre los dispositivos en los que los estudiantes consultan la información, la investigación arrojó que 66,4% lo hace desde su teléfono celular, 26,9% desde su computador y 6,7% desde la tableta. “Es claro que los estudiantes no serán consultores de periódicos de papel porque ellos ya no están ahí, en esa lógica. Entonces, la lucha de los medios es cómo conquistarlos y fidelizarlos en la web”, señala María Paula Martínez, frente a los retos de los productores de información.

Los jóvenes, según los hallazgos, no comentan la información que consumen y en cambio, “dar clic en ‘me gusta’ y compartir los enlaces de los contenidos son las formas más frecuentes de reacción en las redes, con 55% y 42%, respectivamente”, señala el informe. Al respecto, Jimena Zuluaga resalta que “lo que sucede en el entorno digital es apenas una de las formas de interacción frente a la información. Es decir que el hecho de que no comenten en las redes no quiere decir que no lo hagan con sus amigos y sus familias”.  De hecho, el 68% dice compartir información en Facebook, 25% afirma hacerlo en Twitter, 18,5% en Whatsapp y 4% a través del correo electrónico.  “Que estén consumiendo la información significa que sí hay un vínculo con las noticias y es un mito eso de que a los jóvenes no les interesa nada”.

Frente al tráfico de los medios consultados, la investigación arrojó que, en promedio, 41% proviene de buscadores, 24% de redes sociales (siendo Facebook la más popular),  25% llega de manera directa, y un 7,6% lo hace a través de referidos.

Frente al dilema entre las mediciones de audiencias y la seriedad y profundidad de los trabajos periodísticos, las investigadoras señalan que es una tensión que se hace evidente en todos los medios, que se debaten entre dos extremos: hacer contenido para generar clics y aumentar el volumen del tráfico y o generar información independiente con el que se identifican editorial y periodísticamente pero que no se vuelve viral. “Ese es un dilema entre tener alcance y tener impacto”, señala Zuluaga. El primero implica llegar a un mayor número de personas mientras que el segundo está más relacionado con la influencia en la agenda pública, la movilización social y la política pública.

Las investigadoras planean continuar este panorama de la producción y el consumo de información digital en el país, a través de seguimientos anuales.  Esta primera versión fue una iniciativa de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano, FNPI, como parte de su programa Ética periodística y sostenibilidad de los medios, y se desarrolló en alianza con el Grupo Sura. 

 

Carolina Lancheros

Oficina de Comunicaciones

Facultad de Artes y Humanidades